González · ChevezGonzález · ChevezGonzález · Chevez
55 5264 0841
glzchevez@gonzalezchevez.com
Benito Juárez, 03100 Ciudad de México, CDMX
González · ChevezGonzález · ChevezGonzález · Chevez

Ética empresarial

En la actualidad, el sector privado desempeña un papel muy importante en la vida de las personas y las comunidades del mundo. No solamente destaca en su función de generador de empleos y de riqueza, sino también como agente de desarrollo en todas las sociedades en las que participa.

Las empresas privadas, inmersas en una comunidad mayor, deben comportarse como ciudadanos entidades responsables, ajustadas a la ética corporativa, y al respeto por las personas y el medio ambiente. En otras palabras,
la empresa no sólo tiene una función económica, sino una serie de obligaciones éticas con respecto a la sociedad.

Algunas empresas aplican una serie de estrategias que pretenden controlar la conducta ética de los colaboradores, entre ellas la socialización de los empleados, la elaboración y aplicación de códigos de ética, la capacitación de los líderes, la capacitación para conocer el servicio/producto, la vigilancia del desempeño de los colaboradores y la educación de éstos relacionada con los beneficios de las relaciones a largo plazo con los clientes.

Beneficios de un Sistema Integral de Ética

  • • Fortalecer la conducta de los colaboradores
  • • Prevenir, identificar y resolver a través de la denuncia, las conductas de impacto negativo a la organización.
  • • Identificar las áreas susceptibles a ser vulneradas por malos comportamientos.
  • • Disminuir la exposición al riesgo de que se presente por conductas inapropiadas dentro de la empresa.
  • • Construir y fortalecer la imagen y reputación organizacional dentro y fuera de la empresa.

Una empresa con buenas prácticas éticas es aquella que se preocupa por tener como base un código de ética claro y actualizado que instruya la buena conducta de sus colaboradores tanto en el interior como en el exterior de la organización, así como en sus relaciones con sus partes interesadas.

Por ello, la ética en las empresas consiste en crear y transmitir valores desde la alta dirección hacia todos los niveles de la organización, incluyendo al consejo de administración, el comité directivo y la alta gerencia como los principales ejemplos a seguir.